viernes, 21 de septiembre de 2007

1492 - 12 de octubre – 2007
NADA PARA FESTEJAR


Haciendo un ejercicio de imaginación, podríamos ver el asombro de los habitantes de este continente, al encontrarse con esos seres blancos, barbados, cubiertos de metal, descendiendo de los barcos.
Creyeron ver en ellos, a los dioses que la profecía había contado, por eso confiaron; pero el espejismo duró poco; llegó a su fin, al sentir en su propia carne, la brutalidad, la avaricia, y el odio de sus miradas.
Cerca de 80 millones de seres humanos fueron asesinados a lo largo de todo el continente. Fueron torturados, vejados, robados, diezmados. corrompidos; utilizados como esclavos y sirvientes.
Tupac Amaru es el ejemplo de cómo el descuartizamiento era el castigo ejemplar para aquellos que no se dejaban someter.
Que hubiera sido de aquella maravillosa cultura, si se la hubiera dejado desarrollar y crecer en plenitud; si no hubieran robado y destruido sus bellas obras de arte, y su imponente arquitectura.
Mas cerca en el tiempo, en nuestro propio país, la llamada "Campaña al desierto", dirigida por el genocida Julio Argentino Roca; ponía precio a los testículos, orejas y senos de los pobladores originarios.
En el afán por considerarnos europeos, se llegó a creer que estas razas estaban extinguidas.
Entonces ¿ quienes eran los bárbaros?; ¿a quienes se llamaba civilizados?.
Hoy sabemos que un 10 %de la población del país es aborigen pura, y un 65 % lleva en sus genes esas raíces.
Pero ¿como viven hoy esos descendientes de los pueblos originarios, en un país que no "discrimina"; "en un país tan “solidario"?.
Hoy como ayer, se los empuja a los lugares mas inhóspitos, donde sobrevivir resulta mucho mas difícil; quitándoles así la posibilidad de vivir en la naturaleza, y proveerse de lo que esta les brinda, para su alimento, vestido y medicina.
Las tierras donde habitan son vendidas a extranjeros o a empresarios “famosos” con grandes capitales; en algunos casos hasta sin papeles; para luego denunciar por usurpación, a quienes habitan desde hace siglos este continente. En los montes se pasan las topadoras, para luego quemar los campos y sembrar soja transgénica, envenenando la tierra y la vida de sus habitantes.
Se valen de policías provinciales, gendarmería y prefectura, para expulsarlos, en beneficio de terratenientes y multinacionales, con la excusa de grandes inversiones.
Empresas mineras; plantaciones de eucaliptus en la Mesopotamia; mega emprendimientos turísticos en la Patagónia; el boom sojero en el centro del país; son modelos productivos de alta rentabilidad, para el estado y para estas empresas.
Según datos del Equipo Nacional de la Pastoral Aborigen; cerca del 70% de las comunidades del norte no tiene título de propiedad de sus tierras. lo mismo sucede en Santiago del Estero y Córdoba, nunca los necesitaron, las tierras eran comunitarias, eran para todos.
En el Chaco, empresas multinacionales se apropiaron de 2 millones de hectáreas, habitadas ancestralmente por comunidades aborígenes.
La mayoría de las comunidades originarias, está en peligro.
Su destino está estrechamente ligado al de los campesinos pequeño-productores. A ambos se los trata de expulsar por diversos medios, para negociar sus tierras; quitándoles la posibilidad de mantener su identidad, su cultura y su autonomía.
Ancestralmente; de generación en generación, conviven con la tierra y la naturaleza, con cuidado y respeto por ella.
Son ellos los que nos han garantizado el alimento sano, han cuidado del aire, de la tierra, de los bosques; de la naturaleza, de las montañas y sus nieves; de las playas, los ríos y sus peces.
Hace 515 años, el sometimiento se impuso con la bíblia en una mano y en la otra la espada.
Hoy estratégicamente los capitales extranjeros se quedan con las mejores tierras; con los recursos no renovables, con las reservas de agua, y con los minerales.
Cambiaron los personajes, la forma y los métodos, pero la finalidad sigue siendo la misma.
Por eso nos solidarizamos con los Pueblos Originarios; apoyamos su lucha por mantener sus costumbres y cultura.
Por que mientras unos pocos se quedan con las riquezas; hay millones que se hunden en la pobreza; decimos que este 12 de octubre
¡NO HAY NADA PARA FESTEJAR!

1 comentario:

Trabajadores de Indugraf: dijo...

Hoy Domingo 25 vencía la orden de desalojo pero junto con los vecinos, trabajadores y trabajadoras, organizaciones políticas y de DD. HH. realizamos un abrazo solidario a la fábrica de Indugraf para defender las fuentes de trabajo.

Los invitamos a acercarse a Indugraf a fin de solidarizarse con los trabajadores y trabajadoras que buscamos recuperar nuestras fuentes de trabajo y con ellas, la dignidad.

¡Que viva la lucha de Indugraf!
¡En Indugraf no pasarán!

http://indugraficos.blogspot.com/

indugraficos@hotmail.com